Buscar

LA ABUNDANCIA ES ESPIRITUAL



Has nacido para prosperar, la abundancia es tu estado natural y tu derecho divino. Porque procedes de un Universo divino e ilimitadamente abundante, La carencia no es tu estado natural. Tu estado natural es el gozo, no el sufrimiento. El bienestar y la abundancia te corresponden por nacimiento. A medida que vamos cambiando nuestra actitud mental, vibramos más alto y nos alineamos con la abundancia, empezamos a aceptar todo lo que el universo nos ofrece.


Traslada tu energía a ver lo que es abundante en tu vida, y agradecer las cosas sencillas que hacen que tu vida sea abundante. Cierra los ojos, imagina los millones de millones de micro procesos que están sucediendo en tu cuerpo, imagina los millones de células que están trabajando para que tú puedas estar aquí, imagina un bosque con millones y millones de árboles, imagina un cielo lleno de nubes, imagina un césped verde lleno de grama, imagina un mar lleno de peces, la abundancia es natural, está en todas partes, vamos a centrarnos en lo que somos abundantes y el universo nos responderá como acción natural con más abundancia.


La abundancia se crea desde dentro practicando la generosidad genuina, la que tenemos dentro de nuestro espíritu, ese sentimiento de estar bendecidos con suficientes cosas buenas y ser felices de bendecir a los demás con nuestra propia riqueza interna. Cómo podemos bendecir a los demás, dando atención, escucha, servicio, sabiduría, tiempo. Podemos ayudar a los demás de muchas formas que no tienen que ver con dinero y sentirnos abundantes.


Practica la generosidad: genuinamente, al dar algo a otros: tu tiempo, tu atención, tu energía.

  • Agradece cuando pagues por tener la capacidad de pagarlo. Pon en practica el mantra: “Gracias Universo por la energía de la prosperidad en mi vida, este dinero me será devuelto multiplicado”.

  • No pagues con temor. En vez de eso repite: mi fuente es ilimitada.

  • Aléjate de la queja. La victimización es energía de baja vibración.

  • Invierte en ti: no sientas remordimientos cuando se trate de ti.

  • Aprende a recibir, permite que se te provea, que te hagan favores, ábrete a recibir.

  • Agradece cuando pagues para conectar con energía de alta vibración y agradece cuando recibas, para aumentar tu certeza de merecimiento.

  • No hagas peticiones al Universo desde un lugar de carencia. En ligar de eso agradece como si ya lo tuvieras.

  • Concentrate en la prosperidad.

Tu mente atraerá lo que tú imagines. Tienes el derecho divino de vivir una vida abundante en todos los sentidos.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

AUTOAMOR